los Vinos

El Resultado del esfuerzo

Pago de Carraovejas 2015

Elaborado con las variedades de uva
Tinto Fino (90%), Cabernet Sauvignon (6%) y Merlot (4%).­­­

Pago de Carraovejas se elabora con uvas cultivadas en nuestros viñedos del valle del río Botijas, plantados entre 1988 y 2011. Nuestro trabajo en los últimos 30 años se ha dirigido hacia una “viticultura a la carta”: hemos prestado máxima atención a las condiciones del microclima, actuando en detalle, y al mantenimiento de los suelos mediante cubiertas vegetales, que ya se desarrollan de manera espontánea. Todo ello nos lleva a observar un desarrollo del ecosistema del valle, que respetamos escrupulosamente, utilizando abono orgánico y azufre como base única de nuestra viticultura.

En función de la parcela de procedencia y la hora de entrada, la uva puede depositarse en cámaras de frío para evitar oxidaciones y preservar aromas. Realizamos una doble selección: primero en el viñedo, donde seleccionamos racimos y, seguidamente, en la bodega, descartando los granos de uva que no reúnen las condiciones adecuadas, mediante mesa de selección.
La uva entra en bodega y se desplaza aprovechando siempre la gravedad. El llenado de los depósitos es lento y suave. En función de las características que detectamos en la cata de uvas, fermentamos en depósitos de acero inoxidable o tinas de roble francés. Desde hace años trabajamos con nuestra propia levadura, procedente de nuestro viñedo y aislada por nuestro equipo.

Los vinos permanecerán en barrica en torno a 12 meses. Se embotella y tapa con tapón de corcho natural seleccionado. No nos gusta condicionar la cata de Pago de Carraovejas, pero sí compartir las sensaciones que nos ha causado este Pago de Carraovejas 2015. A medida que hemos ido catando los vinos, hemos tenido una doble sensación de volumen y de suavidad de taninos, así como un notable potencial de envejecimiento y matices florales que acompañan a la fruta.

Descargar Ficha de Cata Pago de Carraovejas 2015