la ACTUALIDAD

Últimas noticias

Pago de Carraovejas y Ossian, primeras bodegas en recibir el certificado efr con nivel de excelencia A

  • Pago de Carraovejas y Ossian siempre han apostado por apoyar la conciliación entre la vida personal y laboral de sus empleados y hoy han renovado su certificado efr con el nivel de excelencia A
  • Ossian Vides y Vinos recibe esta certificación siguiendo los pasos de Pago de Carraovejas, que en 2016 ya fue la primera bodega en España en certificarse en efr

Pago de Carraovejas y Ossian Vides y Vinos han recibido hoy el certificado efr en conciliación con el nivel de excelencia A y se han convertido en las primeras bodegas en España en recibir este reconocimiento en este grado. La entrega tuvo lugar en las instalaciones de la bodega, de la mano de Rafael Fuertes, director general de, Fundación Másfamilia quien entregó dicha certificación a Pedro Ruiz Aragoneses, director general de Pago de Carraovejas y Ossian. Además, Distribuciones Pagofiel, empresa distribuidora de ambas bodegas recibió también dicha certificación.

Este certificado de excelencia es el reconocimiento de una trayectoria de implicación y compromiso por parte de la dirección con la conciliación entre la vida profesional y personal de sus trabajadores. Esta filosofía emana de la convicción de Pedro Ruiz, director general, y de todo su equipo, de que “la verdadera ventaja competitiva de la bodega reside en las personas que la integran, que con su preparación, esfuerzo y pasión aportan la singularidad que caracteriza sus vinos”.

Pedro Ruiz EFREsta política se manifiesta en decisiones de calado como la aplicación de un horario continuo durante todo el año y también en pequeñas medidas que facilitan el día a día de los trabajadores: como la existencia de un servicio de comedor, el fomento de actividades deportivas, la posibilidad de teletrabajo desde el cuarto mes de embarazo, cheque guardería, etc. Este tipo de iniciativas en favor de los empleados ayudan a conseguir un mayor compromiso por parte de los trabajadores que se traduce en un aumento de la retención del talento: motor del desarrollo de una empresa y uno de los hándicaps dentro del sector agroalimentario por su frecuente localización en entornos rurales.

Este reconocimiento se encuadra dentro de una filosofía general de empresa que apuesta por la gestión ética y el desarrollo de la RSC mediante proyectos relacionados con las diferentes áreas de negocio y encaminados a la protección del medio ambiente, la consecución de la sostenibilidad, el cuidado de sus trabajadores y, en general, de todos sus stakeholders.

Actualmente esta certificación es reconocida en España -y en otros 19 países- y son más de 600 las empresas  e instituciones las que se encuentran adheridas a ella siguiendo esta metodología de trabajo basada en la mejora continua de la calidad de vida de los empleados mediante la búsqueda y la consecución de las condiciones idóneas para que puedan crecer personal y profesionalmente.