la ACTUALIDAD

Últimas noticias

Un viaje de transformación: crónica de nuestras jornadas de teambuilding

Alma CarraovejasDecía Lao Tse que "Un viaje de mil millas comienza con un solo paso" pero ¿qué pasa cuando el viaje comienza en uno mismo? ¿cómo se inicia un viaje hacia la transformación? ¿cómo caminar en busca de la mejora sin perder tu esencia y autenticidad? En nuestro caso, lo teníamos claro: en compañía.
Y así, junto a nuestros compañeros de Ossian Vides y Vinos, Restaurante Ambivium y de nuestro nuevo proyecto -del cual pronto os contaremos más-, iniciamos el pasado jueves 24 una travesía bajo un título que sintetizaba todo lo que somos y lo que entendemos que nos hace únicos: Alma Carraovejas. Un título arropado sobre los pilares que nos mueven: pasión, visión autenticidad y equipo.

Primera parada: ASTI Tech Group. Si de verdad queríamos conocer cómo se vive un proceso puro de transformación nada mejor que empaparse de aquellos que lo han vivido en sus propias carnes y de forma integral. Nacidos en 1982, la historia de ASTI y Pago de Carraovejas han seguido -salvando las distancias- un paralelismo notable: empresas familiares en las que la segunda generación toma las riendas para dar un impulso innovador apostando por el equipo y la mejora de los procesos. Todo ello, por supuesto, rindiendo un más que sentido homenaje a aquellos que iniciaron la aventura personificado en nuestro caso en José María Ruiz, fuente de inspiración para todos nosotros y que nos acompañó durante todo el viaje.

Tras la espectacular visita a las instalaciones de ASTI fue la propia Verónica Pascual la encargada de plasmar en su charla en el Parador de Lerma ese paralelismo entre ambas compañías, no solo empresarial sino, más allá, su propia experiencia vital que en ocasiones parece calcada a la de nuestro director General Pedro Ruiz. Dos personas que tomaron a muy temprana edad el mando de las empresas familiares para, con muchísimo esfuerzo, intentar llevarlas hacia nuevas cotas de excelencia.

Mención aparte cabe destacar nuestro agradecimiento a todo el equipazo de ASTI; Antonio J. Fernández (@abueloconsultor), Rubén Muñoz, María Orive y, por supuesto, a la propia Verónica Pascual que se volcaron con nosotros. No queremos dejar pasar la ocasión para hacer un guiño especial a Antonio Fernández  que nos obsequió con una edición especial de su libro 'Mi Abuelo Dixit', con prólogo del propio Pedro Ruiz y, por supuesto, al propio Pedro por su carta personalizada para todos y cada uno de nosotros: quizá el regalo que más nos emocionó a todos, porque tenemos claro que lo mejor que se le puede regalar a alguien es su tiempo.

Casi sin tiempo para cambiarnos, soltamos nuestras maletas en el Hotel NH Collection Palacio de Burgos y nos dirigimos al Museo de la Evolución Humana para que Xavier Marcet nos ilustrase en su charla sobre innovación, transformación y cambio. Pocas personas en nuestro país cuentan en su bagaje personal y profesional con tanta experiencia en este tema y su enriquecedora visión fue el preludio perfecto para una noche de compañerismo, unión y aprendizaje compartido. No nos olvidamos de los 320 kilómetros que separan en coche Burgos y Bilbao (ida+vuelta) para acompañarnos durante un par de horas ¡Mil gracias por venir Ana Santos!

Irene Villa

Cena mágica. El claustro del NH Palacio de Burgos es uno de esos lugares cargados de energía y buenas vibraciones en el que nuestros vinos y los magníficos Quintaluna de nuestros compañeros de Ossian regaron una velada de familia, amistad y alegría. Ningún sitio tán adecuado para agradecer a nuestro compañero Luis, que se jubila este mismo año, tantas vendimias a nuestro lado. Sin embargo, aún quedaba por disfrutar del fin de fiesta y, para ello, nada mejor que Mayalde. La espectacular puesta en escena de los de Aldeatejada solo se vio superada por el vínculo que crearon con el público, nosotros. Por momentos nos sentimos al abrigo de un fuego ancestral, disfrutando de esas cenas en familia en la "casa del pueblo", empapándonos de la sabiduría de nuestros antepasados mediante la tradición oral, el canto y el baile. Como niños pequeños saboreamos cada narración, cada estrofa dedicada al vino y a la tierra, cada baile y, especialmente, cada retazo de sabiduría que destilaba Eusebio y su familia. Gracias a Mayalde por recordarnos que lo verdaderamente mágico de nuestra tierra es que conseguimos sacar las cosas más valiosas de la nada.

La mañana del viernes 25 comenzó con la exposición sobre el paradigma del hombre del renacimiento; Leonardo Da Vinci. Un genio del que poco se puede añadir y que fue la introducción perfecta para recibir a una de esas personas que, como Leonardo, tienen la capacidad para descolocar todas tus ideas (en el buen sentido). Escuchar la experiencia vital de Irene Villa de primera mano se podría resumir como una bofetada emocional, un cóctel de sensaciones y sentimientos para todos los que de pequeños sentimos un nudo en el pecho con su historia y un ejemplo genuino de superación y vitalidad. Llevándolo a nuestro terreno, quizá el mejor ejemplo de autosuperación y transformación personal que nos hayamos encontrado jamás. Psicóloga, periodista, madre, subcampeona de esgrima, campeona de esquí adaptado, conferenciante... Su eterna sonrisa, su cercanía, su carácter empático y esa capacidad de negarse a lo imposible arrancaron los más sinceros aplausos de nuestros compañeros. Ese "saber que se puede" que transmite Irene Villa es una recarga de pilas vital que todos y cada uno de nosotros nos llevamos como un regalo. De corazón, millones de gracias Irene.

Como no concebimos la gastronomía sin el vino y no entendemos el vino sin la gastronomía, para rematar las jornadas nada mejor que rodearnos de los mejores y, estando en Burgos quizá Miguel Cobo de Cobo Vintage sea el máximo exponente. Nuestra vuelta al claustro del NH tenía una última sorpresa: un catering con sus elaboraciones y muchas de las novedades que Miguel pronto mostrará al público. Una cocina que es también un relato, un viaje por lo sabores y el producto, y de la que solo podemos deciros que es simplemente espectacular. Pocos como él para plasmar sobre un plato conceptos que aúnan tradición y vanguardia, modernidad y tributo a su herencia. ¡Muchísimas gracias a Cobo y todo su equipo y el del NH Palacio de Burgos!

Para nosotros el viaje hacia la transformación solo ha comenzado, muchísimas gracias a todos los que nos acompañáis cada día porque sois parte fundamental de él.